Editorial

Concreción y determinación del Govern para la nueva desescalada

Valorar:

Cuando la incertidumbre sobre la eficacia y la agilidad de la vacunación mantiene paralizadas las reservas para la temporada de este año y Gran Bretaña anunció ayer que los vuelos internacionales no esenciales continuarán vetados hasta el 17 de mayo -lo que impide, de facto, el turismo- el Govern prepara la flexibilización de restricciones que aplicará a partir del martes 2 de marzo.

La situación epidemiológica ha mejorado, pero el Govern extrema la cautela ante las cuatro nuevas variantes de la covid, cuyo impacto se desconoce sobre una población que, en su inmensa mayoría, aún no ha sido inmunizada por el gran retraso en la vacunación.

Desde el Ejecutivo autonómico insisten en una desescalada «muy lenta» pero no pueden seguir manteniendo las severas restricciones que impiden la actividad de los bares y restaurantes; hay que hallar un punto de equilibrio. Los empresarios, y también la ciudadanía, reclama criterios claros -concreción y determinación- para emprender la senda de la reactivación.

Al mismo tiempo, Balears debe salir de los últimos puestos de población vacunada. No podemos esperar a finales de marzo la llegada de más dosis.